¡Ya estoy en italki! (Primeras impresiones)

Desde hace algunos días, estoy registrada en iTalki.com con el fin de continuar practicando los idiomas y contratar algunas clases particulares a través de Skype.  Aunque en algunos idiomas ya tengo localizados a buenos profesionales que ofrecen un precio más o menos competitivo, me gusta cambiar de tutor, ya que así tengo posibilidades de escuchar y habituarme a otros acentos.

Imagen

Me gustaron varias cosas de la web:

– Tienen tanto “profesores profesionales” como “tutores informales”.  La diferencia principal suele ser la formación académica, la experiencia y el precio.  En muchos casos puede ser una opción muy recomendable si solo queremos conversar y no nos tienen que explicar gramática.  Como en muchas otras web, tienen un sistema de referencias y feedback que hace que sepamos qué opinan otros alumnos de ese profesor o tutor informal antes de contratar.

– No dejan de lado los intercambios.  No es obligatorio pagar para encontrar un intercambio como sucede en otras web, que si que el registro es gratuito, pero se debe pagar para contactar con otros usuarios.

– Se paga en ITC.  100 ITCs equivalen a 10 USD.  Si hacemos un pago de 40 USD, tendremos 400 ITC con los que pagar a los profesores.  Lo que menos me gusta es que hay que adelantar cierto saldo y cobran comisión según el método de pago. Aceptan Paypal y tarjeta. Lo positivo es que utilizan dólares americanos, que al cambio puede hacer que las clases sean algo más baratas. No es obligatorio pagar para utilizar la web.

– Están bien posicionados así que el número de usuarios y profesionales es más que suficiente.

– Colaboran con Oxford para ofrecer un “Online Placement Test”, que nos puede servir para valorar nuestro nivel de inglés. Estoy considerándolo, así que será tema para otra entrada en este blog.

– Es una plataforma colaborativa:  Podemos escribir notas que otras personas nos ayudarán a corregir.

– Podemos seguir a usuarios y a la vez, nos pueden seguir a nosotros.  A través de la privacidad podemos permitir o no que nos envíen mensajes.

– Tienen programa de referidos con los que conseguir ITC, canjeables por clases.

¿Aspectos negativos?

De momento no los he visto.  Seguro que los tiene, pero al igual que con el Placement Test de Oxford, esto lo valoraré en otra entrada.

Seguramente existen, pero después de unos días, es una de las mejores opciones “todo en uno” (clases, intercambios y aprendizaje colaborativo).

Sueco para la vida laboral. Rivstart Yrkesliv.

Este es el último libro (o “método”) de sueco que he comprado con el propósito de afianzar mis conocimientos, ponerlos en práctica y mejorarlos.

Esta vez, al menos, he podido comprarlo en Amazon, evitando así los gastos de envío de mi tienda de libros suecos favorita, Bokus.

Rivstart Yrkesliv

Rivstart Yrkesliv

Ya conocía esta serie antes y me suele traer gratos recuerdos, ya que estudié con esta serie durante mi estancia lingüística en Estocolmo.  Al ser en gran medida autodidacta (con ello no quiero decir que estudie sola siempre), invierto recursos en libros y otros materiales que hagan más fácil y ameno este aprendizaje.  Estudio “a mi manera”.

¿Qué necesito en un libro? (Aparte del bueno, bonito, barato). 

– Que tenga todo el audio posible incluido, como es este caso.  Afortunadamente, casi todos los libros incluyen ya al menos una parte, cosa que hace unos años era impensable. Otros métodos ofrecen CDs que se pueden adquirir aparte (como sucede con muchos de los que se usan en el SFI -sueco para inmigrantes- y no es que sean caros… son prohibitivos).

– Que tenga ejercicios y sus respuestas para practicar vocabulario y gramática.  Yo necesito escribir mucho.

– Que tenga muchos ejercicios de comprensión auditiva, con su transcripción correspondiente y respuestas.

– Que ofrezca “libro del profesor” a un coste razonable o esté accesible a través de las páginas web.

– Recursos online.  Cada vez son más las editoriales que ofrecen recursos complementarios en sus páginas web. ¡Bravo!  No me gustan los ejercicios mecánicos (insisto en que necesito papel y bolígrafo), pero todo material extra es bienvenido :).

Este método cumple (casi) todos los requisitos a un precio bastante razonable, unos 20-22 euros.

Para practicar la parte oral (Arbeta i par eller grupp) siempre recomendaré los intercambios: la opción más accesible y económica :).  Además, te permite conocer gente fantástica y acercarte más a su cultura y costumbres.

Si llegas a esta entrada y estudias sueco, me gustará leerte en los comentarios. Vi hörs!

 

Los españoles y los idiomas. Artículos de opinión en prensa.

A raíz del ya archifamoso “a relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor” y sin entrar en valoraciones de si el Sr. Burns, asesor de Ana Botella estuvo acertado o no, he vuelto a leer numerosos artículos de opinión sobre las capacidad de los españoles para aprender idiomas.  Son famosos en Youtube los vídeos de otras personalidades de la banca, cantantes o políticos con un nivel de inglés muy parecido al de Ana Botella, el “nivel medio” con el que parece que nacemos los españoles.

Muchas son las personas que se preguntan si el método de enseñanza en los colegios es adecuado o no, o si los medios son suficientes, etc.  Otros afirman que es necesario y obligatorio salir fuera un periodo suficiente de tiempo para alcanzar cierto nivel porque desde España, es imposible.

Aviso:  Lo que yo expreso en esta entrada (y en muchas otras), son opiniones PERSONALES y basadas, en muchos casos, en experiencias personales. Respeto las opiniones de los demás y así pido que se haga con las mías. ¡Gracias!

Así que, por partes:

LOS IDIOMAS EN LOS COLEGIOS e INSTITUTOS. 

Personalmente opino que se estudia demasiada gramática y se habla poco. He estudiado en Escuelas Oficiales de Idiomas y personalmente, de poco me sirvieron para adquirir fluidez.  En muchos casos, se retrocedía tanto para repasar después de un curso, que rara vez se terminaba el libro. Era la pescadilla que se mordía la cola.  Aparte, con tantos alumnos, la práctica era en parejas, grupos o a veces inexistente. Leer en voz alta en clase sí, pero dudo que sirva para adquirir fluidez. ¿6 años para un B2? Demasiado tiempo. Si no se practica se puede llegar a sentir miedo o vergüenza, lo que dificultará enormemente adquirir una fluidez razonable.

SALIR FUERA ES OBLIGATORIO PARA APRENDER UN IDIOMA 

¿Quién lo dice? ¿Quién afirma eso? No lo he visto una vez, lo he visto muchas veces. Conozco casos cercanos que en dos años, y “gracias” a la compañía de españoles y la total falta de contacto con nativos, ha hecho que sea un tiempo precioso… y perdido.  Una experiencia que quizás luzca bien en el CV, pero que dejará patente lo desaprovechados que fueron esos dos años en el extranjero una vez que esa(s) persona(s) se enfrente(n) a un cliente o proveedor anglosajón, o simplemente pretendan ver una película no doblada a español.

¿Todos los suecos, daneses o noruegos salen uno o dos años al extranjero para aprender inglés? NO.  Quizás alguno sí, pero ¿todos? de ninguna manera.  Están expuestos todos los días al idioma.  Programas de televisión y películas llegan en versión original (sea cual sea el idioma) y se subtitulan en el idioma correspondiente.  Se puede encontrar algunas películas dobladas, pero suelen ser infantiles (Disney, por ejemplo). Al menos hoy, gracias a la tecnología esto lo podemos cambiar en España gracias a la versión DUAL.

Yo misma -cuando el tiempo libre y el bolsillo me lo han permitido-, he salido fuera, aprovechando mis vacaciones de verano.  Lo que más he aprovechado es el contacto con locales -ha coincidido que he podido quedar con conocidas o amigas-, ver la televisión en el idioma el rato que me quedaba libre.  Las clases estuvieron bien, pero en muchas ocasiones tienen el mismo problema que las EEOOII, aunque con grupos más reducidos, unos diez alumnos.  El problema… se sigue practicando en grupos o parejas y con el tutor se habla poco.  Por las tardes hacía algo de turismo, algunas compras y ponía a prueba mis conocimientos en el mundo real. Después de mi última estancia, en 2008, decidí que si seguía optando por clases en verano serían privadas o me quedaría aquí. Pero… ¿es necesario ese desembolso extra para estudiar -viaje y alojamiento o comidas fuera-, cuando eso mismo se puede hacer por Skype? ¿Qué opináis vosotros?

LYRICSTRAINING: Practicando idiomas a través de la música.

Muchas veces creo que nací en la época equivocada, antes de la cuenta, o quién sabe qué pasó.  Si habéis leído mi presentación, sabréis que una herramienta complementaria que usaba, cuando era algunos años más joven, era la música.  Por aquellos años no existía Internet, ni las webs que contienen letras.  Tenía una grabadora, unas cuantas cintas vírgenes y un radiocasete de doble pletina de la época. Yo dentro de lo que cabe era afortunada porque tenía doble pletina, mucha gente… ni eso.

Volviendo al tema que nos ocupa.  Grababa canciones de la radio (odiaba cuando las emisoras se encargaban de cargarse la canción adrede) y estudiaba con letras que por aquel entonces aparecían en revistas como SuperPop (¡qué lejano suena todo esto!).   Si no tenía la letra, muchas veces intentaba entender la letra a base de rebobinar y volver escuchar.  Traducía las letras, o yo misma me “inventaba huecos” para después volver a la letra.

Con ello me gané alguna que otra regañina porque lo que menos parecía es que estuviera estudiando inglés. Pues sí, lo estaba haciendo… (mis métodos ya apuntaban maneras entonces ;))

Todo esto ahora es más que habitual, pero me gustaría compartir con vosotros una web que no sé si conocéis: lyricstraining.  Te permite practicar inglés (hay algún idioma más) a través de la música.  Podemos indicar nuestros grupos favoritos, de ahora y de hace años, y niveles de dificultad.  Como podéis ver en la captura que he hecho (no he elegido canción ni dificultad), el sistema consiste en escuchar la canción con su correspondiente vídeo de Youtube e ir rellenando los huecos que nos proponga la aplicación, que también existe para móviles.

Practicando idiomas con música

Practicando idiomas con música

No es necesario registrarse y se puede comentar a través de nuestra cuenta de Facebook.  La aplicación funciona perfectamente, marcando en verde la línea que en ese momento vamos a escuchar.  Si no sabemos la palabra o no la hemos escuchado bien, podemos omitirla con el tabulador.  Evidentemente, será más fácil con canciones que ya conocemos que con las que no hemos escuchado nunca.  Por lo menos a mí siempre me lo ha parecido.

Todavía no he investigado otras opciones, pero para inglés al menos me parece muy útil.  Es posiblemente en el idioma más comercial en el mundo de la música (podéis corregirme si me equivoco) así que es donde creo que encontraremos más variedad.

¿Lo habéis usado? ¿Qué os parece?

CLAROSPEAK: Una aplicación aplicada a los idiomas.

Utilizo mi iPad2 de manera habitual para el estudio de idiomas. Normalmente para leer libros electrónicos, revistas internacionales, seguir Podcasts entre otras opciones que nos brinda este “trastito”.

Pero, hace un tiempo descubrí una aplicación, que aunque supuso una “pequeña inversión” por mi parte, estoy satisfecha con los resultados.

Se trata de Clarospeak. Por si todavía no la conocéis, estas son un par de capturas hechas desde la App Store y desde la propia aplicación.

Captura de la interfaz de ClaroSpeak para iPad.

Captura de la interfaz de ClaroSpeak para iPad.

Captura de la aplicación en la App Store de Apple.

Captura de la aplicación en la App Store de Apple.

¿Cómo la utilizo yo? 

Como sabéis estudio de forma casi autodidacta, aprovechando la enorme cantidad de recursos a mi alcance y que no tenía hace unos años.  De unos idiomas hay más recursos que otros y yo llegué a ella buscando aplicaciones para el estudio de sueco.  De hecho es la app que compré y después adquirí las voces que me interesaban a unos 1,79 euros cada una. Antes de adquirirlas se pueden escuchar (un pequeño extracto) y puedes elegir entre inglés británico o americano, voz masculina, femenina, etc.   La reproducción es bastante natural y puede ayudarnos para pronunciar frases, textos, palabras sueltas, etc.

Desde el menú podemos abrir archivos de texto o de audio desde el propio dispositivo o usando nuestra cuenta de Dropbox.  Desde “ajustes” podemos cambiar el idioma de reproducción (en caso de tener varios) y podemos acceder a la tienda, ya que es más barato adquirir varios idiomas que varias veces la aplicación.  El enlace a su web no funciona (desde la app) y a fecha de la publicación de esta entrada. Puedes usar este enlace en su lugar.

Desde el icono con forma de lápiz podremos introducir pegar texto, eliminarlo, utilizar la función deshacer, etc.

Obviamente, desde “play” reproduciremos el texto que hayamos introducido de forma manual o bien desde archivo. También podemos seleccionar la parte que queremos reproducir. Finalmente podemos guardar como archivo de texto, audio o en nuestro Dropbox.  El último icono, común en las aplicaciones iOS, nos ayudará a copiar, o enviar por e-mail o sms el texto.

En mi caso, lo utilizo para textos simples o palabras que no tengo grabados en ningún sitio ni para los que no he encontrado otra opción.

Quizás haya utilidades alternativas, bien online y/o para dispositivos móviles, pero para mí es una de las mejores opciones.

Si queréis compartir vuestras opiniones sobre esta u otra alternativas, este es vuestro lugar 🙂 .