Algunos consejos y recursos para aprender inglés (y cualquier idioma) de forma autodidacta

No os descubro nada nuevo diciendo que hoy en día el inglés (y otros idiomas) es (o son) cada día más demandados tanto a nivel profesional (para progresar o conseguir un empleo) como en el mundo académico (proseguir con nuestros estudios, participar el programas de intercambio de estudiantes…).  En cualquiera de los casos, saber un idioma, sea el que sea, contribuye a un crecimiento tanto personal como profesional.

Pero a veces nos enfrentamos a problemas de diversa índole: las clases coincide con nuestro trabajo, las clases no se ajustan a nuestras necesidades, las clases son demasiado costosas, y es en ese momento cuando nos planteamos el estudio autodidacta.  En mi caso, empecé estudiando inglés de manera autodidacta con tan solo 15 años.   Después de superar (por libre) dos cursos de la E.O.I. de mi ciudad, el centro donde estudiaba me planteó “repetir para consolidar conocimientos” ya que no tenían grupo y no era rentable contar con un profesor solo para mí.  No había tantas opciones como hoy en día y después valorar otras opciones, acabé optando por cursar tercero siguiendo el programa “That’s English”.   Un programa prácticamente autodidacta con poco soporte presencial y que no contaba con toda la aprobación del profesorado.

Ahora mismo creo que fue una de las mejores decisiones porque me confirmó que sí que se podía hacer y me abrió las puertas al estudio autodidacta de otros idiomas e informática.

¿Qué necesitas si quieres estudiar de forma autodidacta como yo lo hice y como lo sigo haciendo?

Lo primero, interés y motivación.   Nadie te “obliga” a asistir a clase por lo que quizás haya “interferencias” y si no tienes suficiente motivación, lo acabes dejando “para mañana”.

A partir de ahí, hoy en día tenemos un mundo de posibilidades:

No bases tu aprendizaje en gramática y vocabulario, pero sí te aconsejo tener buena base de ambas.

Consigue un buen libro de gramática, que te resulte ameno, con muchos ejercicios y con respuestas.  Utiliza Google u otro buscador para comparar índices, muestras, contenidos y así podrás elegir mejor.  Aprovéchate de los recursos y ejercicios que algunos profesores ponen a disposición del resto en blogs y páginas personales. Un buen ejemplo es: La Mansión del Inglés

Internet 

Nuevamente, utiliza y exprime todos los recursos que te brinda internet.  Créeme, hace unos años era impensable y yo me conformaba con poder tener acceso de vez en cuando a un cassette VHS de Speak Up. ¡¡El tiempo vuela!!

Diccionarios:

Uno de los más conocidos es quizás Wordreference con aplicaciones móviles.

Otro diccionario es Woxikon y que también puedes encontrar en algunas plataformas móviles.

Diccionario y buscador de traducciones:  Una buena opción, disponible en varios idiomas es Linguee

Diccionario de Cambridge.

Intercambios:

Cuando te sientas preparado (considero que cada persona debe decidir por sí misma), considera participar en intercambios lingüísticos.  Nuevamente, la red te abre todo un mundo de oportunidades.   La mayoría de las webs son gratuitas o son bastante asequibles.  Para ello solo debes de tener ganas de ayudar y un buen conocimiento de tu propio idioma (gramática, ortografía y vocabulario).

Algunas de ellas:

SharedTalk:

Gratuita.  Puedes contactar con otros usuarios y participar el salas de chat.

Mylanguageexchange.com  

Gratuita la inscripción y el envío de un “hola” a cualquier usuario.  Para contestar mensajes existen distintas modalidades de usuario “Premium”.

Grupos en Facebook.

Usa el buscador.  Tienes grupos bastantes numerosos de gente que quieren hacer nuevos amigos “penpals” o que quieren intercambiar un idioma “language exchange”. Afortunadamente para nosotros, el español es muy demandado por lo que podremos encontrar a alguien interesado con casi toda seguridad.

iTalki.com 

Ofrece intercambios entre usuarios, clases con profesores, tutores de la comunidad y conversación instantánea con tutores que están disponibles en ese momento justo que tú tienes libre.  Los intercambios y la inscripción es gratuita, las clases de pago dependiendo el coste y duración de cada tutor/profesor.

Series, películas, documentales. 

¡¡Qué tiempos aquellos en los que solo se tenía acceso a la revista Speak Up y sus cintas de vídeo!!  Si estudias inglés y en cuanto te sea posible, no dudes en usar el DUAL de tu televisor.   Quizás al principio te cueste un poco más, pero acostumbrarás el oído al idioma y no solo a los ejercicios de “listening” de tus libros.

Aprovecha para ver tu serie favorita, películas del género que prefieras, documentales, etc.

Si no, nuevamente tienes la oportunidad de conseguir contenido en Internet.  Muchas series se emiten en streaming en las propias cadenas, así que tendrás que usar una IP americana (o británica, sueca, francesa) o bien la extensión Hola.org.  Ten en cuenta que las extensiones pueden ser “invasivas” en cuestión de privacidad, así que úsala bajo tu responsabilidad.

Lee noticias y libros en inglés.

La finalidad es sumergirnos en el idioma de estudio cuanto más, mejor.  Aprovecha para leer noticias en inglés.  Muchos periódicos empiezan a ofrecer suscripciones y solo permiten leer una parte, pero igualmente te será útil.  Lee blogs de los temas que prefieras en inglés, francés o el idioma que estudies.  Aprovecha las muestras gratuitas o los libros económicos que puedes encontrar en Amazon, en su versión Kindle.  Quizás no puedas permitirte en un momento dado 15 euros, pero sí 0.99 euros.  Y el contenido, puede ser igual de interesante.

Y… cierta disciplina. 

Márcate objetivos y metas.  Presentarte a un certificado, test que ofrecen 2 ó 3 convocatorias anuales, puede ser una buena idea.  Utiliza algunos test de idiomas que tienes en internet para poder localizar tus fallos y trabajar en ellos.  O bien, pide ayuda a tus intercambios para que te corrijan tu expresión escrita.

En una próxima entrada, compartiré con vosotros los métodos de estudio (libros y otro material que uso para estudiar algunos de los idiomas, por si puede ser de utilidad).  Cada persona tiene su propio ritmo y método de estudio aplicable.  Yo sigo estudiando mejor con libros, audios, diccionarios, gramáticas, mis intercambios y papel y bolígrafo.

 

¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HIDEMYASS: Mi elección para ver series y TV de otros países (y con ello practicar idiomas)

En la entrada anterior hablaba de las series y otros programas de televisión para la práctica de idiomas, siendo una opción la web de HULU.com, la cual uso bastante a menudo.

Pero, ¿cómo conseguir ver el contenido si nuestra IP es española?  HULU lee las IP para asegurarse (en la medida de lo posible) de que su contenido sea solamente visible en territorio americano.  Sin embargo, encontramos diversas opciones que nos permiten ver el contenido

Mi elección, a día de hoy es HIDEMYASS.com

Inicio de la web de HideMyAss

Inicio de la web de HideMyAss

Es un servicio de pago, así que podría decir que este es uno de los inconvenientes (;), aunque según el uso que le deis, creo que es una buena inversión.  Personalmente, siempre que puedo, contrato al menos un mes con ellos y aprovecho ese mes para ver las series y programas que me gustan.  No solo en HULU sino en otras cadenas que por norma restringen todo el contenido fuera de su territorio.  Igual sirve para españoles expatriados o que han encontrado trabajo en el extranjero y quieren seguir viendo sus programas (por ejemplo en Mitele.es).

A favor de Hidemyass comentar que encontramos software e indicaciones precisas para Windows, Mac, iPad y Android.  El servicio de atención al cliente es  rápido y puedes encontrar IP en numerosos países del mundo.  He probado otros, pero algunos los descarté por ofrecer un tope de tráfico y en otros casos el precio era inferior pero limitaba el número de países o el precio era superior sin ofrecer ninguna mejora con respecto de Hidemyass.

En contra también comentar que a veces se desconecta (solo me ha pasado un par de veces), con lo que rápidamente nos encontraríamos con el mensaje de advertencia de la cadena o servicio diciendo que el acceso a esa serie o programa está limitado por razones de copyright (o la que sea).  En ese caso, deberemos conectar de nuevo y volver al punto en el que estábamos.  HULU recupera el punto exacto del vídeo. Pero, si falla y sigue detectando IP española, mi recomendación es eliminar historial y cookies.  Si tenéis algún programa como CCleaner pasadlo y volved a empezar donde lo habíais dejado.

En Hidemyass encontramos la opción “random” cuando nos queremos conectar a una IP americana (por ejemplo).  Esto sucede cuando tienen muchas opciones y es la mejor para evitar tener que probar localidad por localidad y encontrarnos, después de unos minutos, que está saturado.

HULU y otras muchos servicios ofrecen el contenido de forma gratuita pero a cambio de publicidad.  Una buena opción es deshabilitar las extensiones Ad-Blocker y similares de nuestros navegadores ya que hay casos, como es M6Replay (Francia) que los detecta.